Viernes , 21 septiembre 2018
Inicio / Economía / Desde el 1 de julio, a pagar por las bolsas plásticas de las compras

Desde el 1 de julio, a pagar por las bolsas plásticas de las compras

Por Ronald Rangel Ramírez
@ronaldrangel

Con la entrada en vigencia del impuestos a las bolsas plásticas, desde el 1 de julio, los consumidores del país deberán pagar $20 por cada bolsa plástica que en la que sean empacadas sus compras. El objetivo de la medida que está contemplada en la Reforma Tributaria es desincentivar el uso de bolsas plásticas que se entregan gratis en los establecimientos comerciales.

Se busca que los compradores usen bolsas de material biodegradable o reutilizable como por ejemplo las bolsas de tela, bolsas de papel, cajas, etc. El impuesto no es sobre las bolsas para la basura o aquellas que se compran, es sobre las bolsas plásticas que se entregan de manera gratuita para cargar o llevar los productos adquiridos en establecimientos (incluyendo domicilios).

La tarifa del impuesto, por unidad de bolsa, parte en un valor de $20 en 2017, luego será de $ 30 en 2018, $40 en 2019 y $50 en 2020. El impuesto es por cada unidad de bolsa y debe estar discriminado en la factura y se cobrará al momento de la entrega de la bolsa.

En la factura de compra o documento equivalente deberá constar expresamente el número de bolsas y el valor del impuesto. Cabe señalar que el IVA no se aplica a este impuesto, el cual es recaudado por los establecimientos comerciales, principalmente almacenes de grandes superficies.

Los pequeños establecimientos comerciales que se acojan a la figura del monotributo, podrán acogerse voluntariamente al impuesto, en cualquier caso, el monto del impuesto estará incluido en la tarifa del gravamen.

Proyecciones de recaudo

Debido a que se desconoce a ciencia cierta la reducción de la demanda de bolsas plásticas que se tendrá una vez implementado el impuesto, el Ministerio estimó tres escenarios de reducción de la demanda.

En el primero, la reducción es del 25%, lo que representa una disminución de 2.129 millones de unidades en la demanda de bolsas plásticas. el segundo plantea una reducción del 50% con 4.259 millones menos de unidades demandadas y el tercero, del 75% con 6.388 millones de unidades menos.

A partir de los mismos escenarios y utilizando como base la tarifa plena del impuesto, se estima que el recaudo del impuesto sería en cada uno de estos escenarios de $145.000 millones, $119.000 millones, y /o $94.000 millones, respectivamente.

El Gobierno ha señalado que el objetivo no es recaudar sino disminuir la demanda. De la misma manera, se estima que el costo social total evitado, gracias al impuesto, ascendería a $838.000 millones en el primer escenario, $1.7 billones para el segundo y $2.5 billones para el tercer escenario.

Impacto ambiental

Uno de los factores para el impuesto es desestimular el uso de las bolsas debido a que su vida útil es de alrededor de 12 minutos, pero el tiempo que demora en degradarse puede ser hasta de 300 años. Hay que resaltar que existe la Política para la Gestión Integral de Residuos, identificando la prioridad ambiental de desincentivar la utilización de bolsas plásticas.

Según información de la Cámara Colombiana del Plástico, que reúne a más de 80 empresas fabricantes de bolsas, ha habido una reducción en el uso de bolsas plásticas en un 26.7%. En las perspectivas de reducción de las 12 superficies analizadas se prevé una reducción del 10% (58.382.577), con respecto al número de bolsas distribuidas en 2015, según las metas establecidas en la resolución.

En Colombia una persona gasta por lo menos seis bolsas plásticas a la semana; es decir, 24 al mes y 288 al año. De igual forma, si una persona vive hasta los 77 años gastaría 22.176 bolsas, éstas a su vez llegan a los rellenos sanitarios tardando en descomponerse aproximadamente 400 años, desembocando en los océanos; por otra parte este plástico, también suele llegar a las calles, alcantarillados, causando taponamientos e inundaciones.

ÅUsar bolsas re utilizables es una acción simple que está al alcance de todos los colombianos, y es un primer paso para desencadenar la toma de conciencia y aplicación de otras micro acciones que sumadas ayuden a construir mayor sostenibilidad”, dijo Santiago Aparicio, socio y cofundador de Brand Solutions Ltda.

Las dudas de Fenalco

Sobre este impuesto, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero Nieto pidió al Gobierno claridad sobre dos puntos específicos. El primero tiene que ver con el alcance de la medida, para que se precise que si se excluiría bolsas para productos frescos más conocidas como bolsas de precorte y las que se entregan en dispensación de medicamentos.

Además solicitó determinar si los establecimientos que deban vender las bolsas a quienes lo soliciten, están obligados a pagar el IVA sobre esa venta. “Lo anterior por cuanto no hay  disponibilidad suficiente de moneda fraccionaria para entregar las vueltas exactas, asunto que está regulado por la Superintendencia de Industria y Comercio”, señaló el dirigente gremial.

Aunque Botero Nieto afirmó que el comercio comparte las medidas que buscan crear conciencia entre los consumidores para que adopten hábitos amigables con el medio ambiente, dijo que es importante dejar claro desde un principio las reglas de juego.

Comente

comments

Acerca de Ronald Rangel

Ronald Rangel
Periodista, editorialista, editor con experiencia en medios impresos y digitales por más de 20 años. Amante de las buenas historias, creador de proyectos editoriales exitosos y trabajador incansable. rrangelramirez@gmail.com

Revisa esto

Barranquilla, oficializada como sede de cumbre continental empresarial y política

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, anunció que Barranquilla fue elegida como sede …