Este tipo de escenas de grandes superficies repletas de compradores fue el común denominador durante este viernes con motivo del primer Día sin IVA.

Compradores se olvidaron de la pandemia y ‘enloquecieron’ por Día sin IVA

Por Ronald Rangel Ramírez

Lo que en principio fue planificado como una medida para reactivar la economía, aliviar las pérdidas de empleo y beneficiar a los compradores, se convirtió este viernes en un verdadero maremágnum social, en el que de manera masiva en todo el país, los colombianos salieron desaforados a realizar compras para aprovechar el bajonazo de precios por el Día sin Iva decretado por el gobierno nacional, lo cual en muchos casos degeneró en multitudes aglomeradas en los establecimientos comerciales, sin respetar las normas de bioseguridad vigentes con motivo de la pandemia generada por el nuevo coronavirus.

Desde la media noche del viernes, montones de personas se apostaron en las afueras de almacenes de grandes superficies de algunas ciudades que decidieron flexibilizar las normas de pico y cédula o similares, para aprovechar desde el minuto cero las rebajas que se encontrarían en el interior de los comercios, muchos de los cuales no cerraron sus puertas nunca durante toda la jornada, para aprovechar el desmedido aumento de clientes ávidos de ahorrarse unos pesos en la adquisición de bienes.

Las imágenes que desde tempranas horas se empezaron a ver en redes sociales, eran de hordas de compradores ansiosos que entraron masivamente en algunos establecimientos que no controlaron el ingreso ni hicieron respetar el distanciamiento social, lo cual generó duras críticas entre muchos sectores que empezaron a presagiar contagios masivos de la Covid 19 por la frenética actitud de esas personas.

Este video difundido por medios de comunicación y redes sociales, corresponde al establecimiento Alkosto en Cali, que horas más tarde fue cerrado por la alcaldía de esa ciudad, ante la locura que generó y el riesgo inminente de un contagio masivo en la Capital del Valle del Cauca, donde las medidas de control fueron flexibilizadas para promover las compras en el Día sin IVA, sin sospechar lo que estaba por suceder.

En Bogotá se registraron videos de enormes filas en los alrededores de centros comerciales, al igual que en Medellín y otras ciudades, donde cientos de ciudadanos hicieron filas de hasta cuatro horas para poder ingresar a los almacenes en busca de ese artículo deseado que encontrarían a un precio que posiblemente nunca más iban a tener la oportunidad de tener acceso en sus vidas.

En el Caribe, entre tanto, la situación estuvo mucho más controlada, excepción hecha del municipio de Soledad, donde el alcalde Rodolfo Ucrós, decidió levantar toque de queda y pico y cédula y determinó para este día un pico y género que consistía en que por la mañana podían salir todas las mujeres y por la tarde todos los hombres hasta las 7 de la noche.

Esto generó que en las afueras de comercios como el SAO del barrio Hipódromo o en el Centro Comercial Gran Plaza del Sol, la aglomeración de personas fuera un escenario surrealista, donde no solo había mujeres y hombres, sino niños, adultos mayores y toda clase de personas amontonadas haciendo filas interminables bajo una canícula de más de 35 grados, que en medio del apretujamiento parecían olvidar que el mundo está bajo una pandemia de dimensiones históricas como nunca se había visto en tiempos recientes.

En Barranquilla, el alcalde Jaime Pumarejo, tan criticado en estos días por muchos sectores de la sociedad por el aumento de casos positivos de Covid en la ciudad, con tono calmado salió en las redes a resaltar que su administración no promovió compras para el Día sin IVA y que no se levantó ninguna de las medidas de confinamiento vigentes en el perímetro urbano  para este propósito, lo cual dio como resultado que los comercios no se vieran abarrotados de gente como en otras partes.

En Cartagena, a pesar de algunos lunares y filas desordenadas muy puntuales, el centro comercial La Pazuela dio buen ejemplo, ubicando sillas para que los compradores pudieran acomodarse a la distancia adecuada con su tapabocas, respetando las normas de bioseguridad y demostrando que sí era posible hacer un buen ejercicio de compra venta, sin que se saliera de madre.

Por su parte los comerciantes, de manera particular los organizados en Fenalco que suelen ser los más grandes e influyentes del país, fueron los más felices con el resultado de la jornada, que en la práctica terminó en una especie de ‘Black Friday’ al estilo criollo promovido por el gobierno que tomó a todos sin las precauciones del caso por las condiciones de pandemia por la que estamos atravesando y que en Colombia no se logra aplanar la curva de contagios.

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, dijo que las ventas físicas crecieron cinco veces frente a cualquier día de la semana anterior, en tanto lo hicieron entre 30 % y 60 % si se compara con un día normal sin pandemia de coronavirus.

Al mediodía, dijo Cabal, algunas páginas de tiendas y grandes superficies aumentaron el tráfico en 10 veces frente a una jornada sin pandemia.

En rueda de prensa virtual, sin citar nombres, dijo que una gran superficie tiene reporte de tráfico en su web de unas 550 mil por día. Pero hoy, tuvo seis millones de visitas con especial alto tráfico en la mañana.

Al corte a las 2:00 pm, con base en datos de Credibanco, el presidente de Fenalco dijo que las ventas presenciales -comparadas con el pasado viernes 12 de junio- crecieron 50 %. En el caso de las compras por medios electrónicos aumentaron en un 55 %.

Entre tanto, la Superintendencia de Industria y Comercio, entidad estatal encargada de vigilar a los establecimientos comerciales, mostró la acción de sus funcionarios en algunos almacenes tratando de hacer cumplir los protocolos de bioseguridad en un día en el que al parecer a muchos se les olvidó la pandemia.

El asunto fue tan dramático que en varios puntos del día el tema fue tratado de aprovechar políticamente, por parte de algunos servidores públicos que no estuvieron de acuerdo en la medida adoptada por el gobierno. Entre ellos la más férrea opositora fue la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que a través de Twitter no paró de criticar la decisión del Presidente Iván Duque, en lo cual coincidió con sectores de centro-izquierda liderados por el senador Gustavo Petro.

Esto trinó en su cuenta el senador Gustavo Petro

Todo esto sin contar con los colapsos generalizados en las tiendas online de estos mismos almacenes que acumulaban compradores en sus exteriores, lo que puso en el escenario algo inédito: ‘la fila vrtual’ que muchos hicieron a la espera de poder concretar la negociación antes de las 11:59 p.m., cuando la ‘ganga’ se terminaba sin remedio.

Un trino del Padre Linero resumió en gran medida el sentimiento de todos los que asistían de lejos a ver el caos desatado por el consumismo desbordado y en muchas ocasiones injustificado que se evidenció durante todo este día:

La esperanza es que para los próximos 3 y 19 de julio que son los otros días donde no se cobrará IVA por cuenta de un decreto presidencial, se puedan adoptar los correctivos del caso y evitar que ese 19% que hoy se ahorró mucha gente, al final no llegue a costar el 100%, tal como lo dijo Linero.

 

Comente

comments

Acerca de Ronald Rangel

Ronald Rangel
Periodista, editorialista, editor con experiencia en medios impresos y digitales por más de 20 años. Amante de las buenas historias, creador de proyectos editoriales exitosos y trabajador incansable. rrangelramirez@gmail.com

Revisa esto

“Nuestra máxima prioridad es recuperar los empleos perdidos en pandemia”: alcalde Jaime Pumarejo

En aras de facilitar el acceso de la población vulnerable al portafolio de servicios de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?